San Millán de la Cogolla


Entre los ríos Najerilla y Oja se encuentra San Millán de la Cogolla, hay un pedazo de tierra riojana de gran belleza paisajística y densa historia religiosa.

El principal protagonista de este territorio es, sin duda el Monasterio de San Millán de la Cogolla. El Monasterio de Suso fue uno de los corazones espirituales de la España cristiana durante los siglo altomedievales, como demuestra que el propio Almanzor lo eligió como objetivo de su última razzia destructora antes de morir.

San Millán de la Cogolla también es célebre por haberse escrito entre sus muros las primeras líneas concidas en castellano y euskera.

El entorno que rodea a San Millán de la Cogolla es realmente bello, gracias a la gran masa forestal formada en gran parte por robles, hayas y pinos. Disfrutaréis de unos paseos espectaculares con unas vistas que muchos no querrán borrar de su memoría en mucho tiempo.

Es un valle angosto pero de una belleza incalculable. De ahí que los inicios del monasterio Suso provienen del siglo V, cuando Millán  un ermitaño se instaló en una cueva que poco a poco fue dando paso al monasterio. En el todavía se conservan las cuevas en donde resive el santo sepulcro de San Millán.

Se trata de una visita que no podéis dejar de realizar en vuestro viaje a La Rioja. Os dejamos un video con la presentación e histoiria de San Millán de la Cogolla.

Dejar un comentario